Asociados

eligeeducar

Hosting proporcionado por
dk

 
Tenemos a lo menos 2 buenas razones para declarar a Kepler como Personaje de Diciembre 2002. La primera es porque nació un 27 de diciembre de 1571. La segunda es porque en diciembre el mundo cristiano celebra el nacimiento de Jesús, supuestamente hace 2002 años, aún cuando Kepler calculó que en verdad el nacimiento de Jesús ocurrió en el año 4 AC (!), en 2 trabajos publicados sucesivamente en 1613 (en alemán) y 1614 (en latín), cuyo título puede ser traducido como "Respecto del verdadero año en el cual el Hijo de Dios asumió forma humana en el útero de la bendita Virgen María".

Johannes vino al mundo en Weil der Stadt, pequeña ciudad sueva no lejos de Stuttgart (el autor de esta crónica ha cubierto a pie la distancia entre estas dos ciudades). Su padre era un soldado mercenario, bebedor y pendenciero, quien abandonó el hogar cuando Johannes tenía 5 años para enrolar algún ejército y no volver jamás. Entonces se mudo, con su madre, a casa sus abuelos en la cercana Leonberg, donde asistió a la escuela. En 1984 ingresó al seminario protestante de Adelberg. Para complementar su formación, previa a la ordenación, fue enviado a estudiar matemática la Universidad de Tübingen, de fuerte orientación luterana. Este fue un paso decisivo en su vida.

Las ciencias matemáticas eran cuatro: aritmética, geometría, astronomía y música (!). Esto le llevó a ser estudiante del astrónomo Maestlin, quien le adjudicó la única calificación no máxima en sus estudios del primer año. Sin embargo, le invitó a formar parte de un selecto grupo de estudiantes a quienes les enseñaba aspectos avanzados de astronomía, incluyendo la teoría heliocéntrica copernicana, tenida por hereje en esos años. Aparentemente Kepler se enamoró de inmediato de estas nuevas ideas, lo que no ocultó. De esta manera se hizo notar negativamente de forma temprana a los ojos de la jerarquía luterana de Tübingen, lo que llevó a Maestlin a aconsejarle postergar su ordenación (la que nunca ocurrió) y aceptar una cátedra de matemática en Graz el año 1594. Allí se casó en 1597 con Barbara Müller. En sus ratos libres, Kepler se dedicaba a su pasión, la astronomía, publicando su primer trabajo (en la forma de libro) en 1596, alejándose de los cálculos matemáticos que trataban de explicar el movimiento de los planetas, como circunferencias dentro de circunferencias. Antes bien, aceptó las órbitas como evidencia experimental y salió a la búsqueda de explicaciones lógicas (físicas) para ello.

En 1600 llega a Graz una persecución y expulsión a los protestantes, lo que le lleva a buscar un nuevo trabajo. Lo encontró bien pronto en Praga, como ayudante del astrónomo Tycho Brahe, quien murió al año siguiente con lo que Kepler no sólo heredó el nombramiento de Matemático Imperial, al servicio del Emperador Rodolfo II, sino que también quedó en posesión de toda la información experimental acumulada por Brahe. Aquí comienza la época más feliz y fructífera de la vida de Joahannes Kepler. Publica volúmenes en óptica relativos a lentes y telescopios (1904, 1611), sobre una nueva estrella (1606, hoy conocida como la Supernova de Kepler) y las primeras dos leyes planetarias que hoy llevan su nombre (1611). Hacia fines de este periodo trabaja febrilmente en producir tablas que permitan predecir el movimiento planetario en base al sistema heliocéntrico (posteriormente llamadas Tablas Rodolfinas).

Pero al final de estos años su vida comenzó a agitarse. Tres importantes figuras para Kepler fallecieron a partir de fines de 1611, con poco intervalo entre ellos: uno de sus hijo (7 años de edad), su esposa y Rodolfo II. Tras la muerte del emperador, heredó el trono su hermano Matías, católico como Rodolfo, pero intolerante respecto de los protestantes. No deja de ser curioso que justo cuando era perseguido por la jerarquía católica por ser protestante, su propia iglesia lo "incomunicó" (¿suspendió?) en 1612. Sin embargo, Johannes Kepler se mantuvo un cristiano creyente dentro de la iglesia luterana y trató infructuosamente de obtener el levantamiento de su incomunicación. De esta forma, en 1612 llegó una vez más la hora de partir, esta vez con hijos pequeños a cuesta. Tal vez por eso se casó prontamente en su nuevo destino con Susana Reuttinger, con quien tuvo 6 hijos, de los cuales 3 murieron a temprana edad.

Fue matemático de la ciudad de Linz hasta 1626, con dificultades crecientes. Aún así siguió publicando sus obras (como volúmenes o libros pues no existía el concepto de revista científica como hoy). Por abreviar, mencionemos solamente la publicación de su tercera ley, la de mayor contenido físico y que termina por asentar el sistema copernicano (1619). En 1516 su madre fue acusada de brujería y el propio Johannes tuvo que regresar a sus pagos originales para asumir la defensa de su madre quien no fue liberada sino hasta 1620. A esas alturas ya había explotado la Guerra de los Treinta Años, la cual trajo miseria a vastas zonas de Europa central. Kepler estaba a punto de publicar por fin sus Tablas Rodolfinas, cuando sobrevino una nueva persecución a protestantes, un incendio consumió la imprenta en Linz donde esperaban producción. Esto postergó la aparición de estas tablas hasta 1626, cuando fueron finalmente publicadas en Ulm.

El ocaso de la vida fue duro para Kepler. Logró un empleo con Albrecht von Wallenstein, uno de los generales exitosos de la Guerra de los Treinta Años, quien le encargaba horóscopos (!). Por aquélla época no había clara distinción entre astrología y astronomía, aunque Kepler fue siempre renuente a aceptar la influencia de las constelaciones en las vidas humanas. Sin empleo fijo que reconociera sus méritos, Kepler trató de recobrar derechos impagos de sus obras y trabajos anteriores. Es así como en 1630 emprendió un viaje hacia Praga para cobrar pagos pendientes de la época en que había sido Matemático Imperial. Falleció el 15 de noviembre de 1630, al pernoctar en Regesburg en su viaje hacia la capital checa. Fue sepultado de manera modesta en la iglesia local, la cual fue destruida en los años de guerra aún por venir, perdiéndose toda traza de la tumba del gran matemático, astrónomo y físico que fue Johannes Kepler.

Temuco, diciembre de 2002