Asociados

eligeeducar

Hosting proporcionado por
dk

 

Imagen1{jcomments on}El tema de la calidad de la educación en ciencias no es un tema nuevo. Diversos y largos estudios vienen intentando develar cuales son las claves para mejorar la educación en ciencias desde hace, al menos 60 años. Pero quizá, al día de hoy, antes de embarcarse en la discusión (necesaria a mi parecer) sobre como mejorar la educación en ciencias, debemos preguntarnos primero qué es exactamente aquello que debemos mejorar.

¿Cuál es el tipo de educación en ciencias que nuestros niños y jóvenes njecesitan al día de hoy? La respuesta puede sonar simple, pero encierra una larga serie de consecuencias: nuestros niños y jóvenes (hombres y mujeres) necesitan una educación en ciencias que les permita entender el mundo de hoy y prepararse para el mundo del mañana. Lo anterior no es menor, considerando que el mundo de hoy cambia de manera vertiginosa, que la tecnología hace cambiar nuestra forma de relacionarnos con el mundo día a día, y que más que aprender una serie de conceptos, fórmulas y relaciones, nuestros niños y jóvenes deben aprender a aprender, en un mundo donde la información es amplia y distribuida, y donde la capacidad de acceder a ella se vuelve, cada vez más, más importante que la información en sí misma.

Entonces, ¿Cuál es el problema que debemos mejorar? Justamente el foco que ponemos en nuestra educación. Si centramos la formación de nuestros y nuestras estudiantes en memorizar, interiorizar conceptos, formulas y relaciones, ponemos el foco en el contenido, y dejamos en segundo (o tercer o cuarto plano) el desarrollo de habilidades.

Aprender a aprender, aprender a pensar y a razonar es indispensable en el mundo de hoy. Y en ciencias, un espacio donde el conocimiento naturalmente cambia y se reestructura constantemente, aprender a estar al día con ese conocimiento es indispensable.  Cualquier formación en ciencias que aspire a ser de calidad debe tomar como base este punto, sin el cual es imposible pensar en mejorar el aprendizaje de las ciencias.

Entonces, ¿hay una clave para mejorar la educación en ciencias? En mi opinión, hay muchas, pero todas ellas deben pasar por una idea central: Lo importante es que todos y todas aprendamos a pensar científicamente.

 

Esteban Arenas L.

Profesor de Física

Encargado de la sección "Indagación" de nuestro sitio